Al nacer, mi madre me regalaba un hilo de su timidez y un frasquito con gotas de humildad, y mi padre me obsequiaba con una mochila llena de sueños y una pasión: volar sobre un pincel. Así es pues como yo soy en esencia, mutable: en las mañanas capaz de volar..., y por las noches me vuelvo tan minúscula que casi desaparezco...

Os invito ahora a mirar a través de mis dibujos y os pido que observéis, curioseéis y opinéis mientras buceáis por mi blog. Sed todos bienvenidos.

jueves, 30 de agosto de 2012

CASI A PUNTO

Este trocito es parte de la acuarela que acabo de finalizar y que me ha dado muchísimo trabajo, lo cual se traduce en que la he disfrutado como una niña.
No puedo enseñarla todavía porque es un encargo que aún no está entregado. La podréis ver completa a final de semana.
¡Qué nervios! Espero que les guste.




 Acuarela y lápiz sobre papel Canson.