Al nacer, mi madre me regalaba un hilo de su timidez y un frasquito con gotas de humildad, y mi padre me obsequiaba con una mochila llena de sueños y una pasión: volar sobre un pincel. Así es pues como yo soy en esencia, mutable: en las mañanas capaz de volar..., y por las noches me vuelvo tan minúscula que casi desaparezco...

Os invito ahora a mirar a través de mis dibujos y os pido que observéis, curioseéis y opinéis mientras buceáis por mi blog. Sed todos bienvenidos.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

UNA PIRATA EN CASA

El trabajo del que os he hablado en varias ocasiones, el que me ha puesto el taller patas arriba y con el que me he reído, he soñado y he disfrutado como una enana ha salido para el marquetero. Pronto lo subiré al blog pero no puedo resistir enseñaros un trocito.

Os aseguro que se ha convertido en un trabajo muy especial. ¡Os lo cuento el fin de semana!