Al nacer, mi madre me regalaba un hilo de su timidez y un frasquito con gotas de humildad, y mi padre me obsequiaba con una mochila llena de sueños y una pasión: volar sobre un pincel. Así es pues como yo soy en esencia, mutable: en las mañanas capaz de volar..., y por las noches me vuelvo tan minúscula que casi desaparezco...

Os invito ahora a mirar a través de mis dibujos y os pido que observéis, curioseéis y opinéis mientras buceáis por mi blog. Sed todos bienvenidos.

martes, 16 de abril de 2013

MATILDA

Matilda tiene casi 5 años y una imaginación fuera de lo común, forma parte del nuevo álbum ilustrado en el que estoy trabajando.

Os la presento junto a su mamá justo en el momento en el que le explica que va a tener un hermanito, su imaginación la llevará a pensar que a mamá le saldrán plumas...

Acuarelas y lápiz.